All posts by : Paulina Vergara
0
Posted by Paulina Vergara

Coagulopatías

Son un grupo de afecciones en las cuales hay un problema con el proceso de coagulación sanguínea del cuerpo. Estos trastornos pueden llevar a que se presente sangrado intenso y prolongado después de una lesión. El sangrado también puede iniciarse de manera espontánea.

Los problemas de sangrado pueden ir desde leves hasta graves.

Algunos trastornos hemorrágicos están presentes desde el nacimiento y se transmiten de padres a hijos (hereditarios). Otros se desarrollan por:

  • Enfermedades como deficiencia de vitamina K 
  • Enfermedad hepática grave
  • Tratamientos como el uso de medicamentos para detener los coágulos de sangre (anticoagulantes) o el uso prolongado de antibióticos.

 

Los trastornos hemorrágicos también pueden resultar del número y funcionamiento de las células sanguíneas que promueven la coagulación de la sangre (plaquetas). Estos trastornos también pueden ser hereditarios o desarrollarse más tarde (adquiridos). Los efectos secundarios de ciertos medicamentos con frecuencia llevan a las formas adquiridas.

SÍNTOMAS

Los síntomas pueden incluir cualquiera de los siguientes:

  • Sangrado en las articulaciones y músculos
  • Hematomas que se crean con facilidad
  • Sangrado intenso
  • Sangrado menstrual abundante
  • Hemorragias nasales que no se detienen fácilmente
  • Sangrado excesivo durante procedimiento quirúrgicos
  • Sangrado en el cordón umbilical después del parto

TRATAMIENTO

El tratamiento depende del tipo de trastorno y puede incluir:

  • Reposición del factor de coagulación
  • Transfusión de plasma fresco congelado
  • Transfusión de plaquetas
  • Otros tratamientos.

Dr. León, Hematólogo

0
Posted by Paulina Vergara

ESCRUTINIO DE CÁNCER DE COLON

Escrutinio de cáncer de colon

Una prueba de detección se usa para buscar una enfermedad cuando una persona no presenta síntomas. (Cuando una persona tiene síntomas, se utilizan pruebas de diagnóstico para averiguar la causa de los síntomas).

El cáncer colorrectal casi siempre se desarrolla a partir de pólipos precancerosos (crecimientos anormales) en el colon o el recto. Las pruebas de detección pueden encontrar pólipos precancerosos, de modo que se puedan extirpar antes de que se conviertan en cáncer. Las pruebas de detección también pueden detectar el cáncer colorrectal en una etapa temprana, cuando el tratamiento funciona mejor.

Si tiene entre 50 y 75 años, debe hacerse un examen de detección de cáncer colorrectal.

La gran mayoría de los casos nuevos de cáncer colorrectal (alrededor del 90%) ocurren en personas de 50 años o más.

Millones de personas no se hacen los exámenes de detección recomendados. Están perdiendo la oportunidad de prevenir el cáncer colorrectal o de detectarlo a tiempo, cuando el tratamiento a menudo conduce a una cura.

Si cree que puede tener un mayor riesgo de cáncer colorrectal, conozca su historial médico familiar y pregúntele a su médico si debe comenzar las pruebas de detección antes de los 50 años.

Sin embargo, es posible que deba hacerse la prueba antes de los 50 años, o
con más frecuencia que otras personas, si:

Usted o un pariente cercano ha tenido pólipos colorrectales.
Un pariente cercano ha tenido cáncer colorrectal.
Tiene una enfermedad inflamatoria intestinal como la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa.
Tiene un síndrome genético como poliposis adenomatosa.
Tiene antecedentes familiares de cáncer colorrectal hereditario sin poliposis (síndrome de Lynch).

Hable con su especialista acerca de:

¿Cuándo comenzar la detección?

¿Qué prueba es la adecuada para usted?

¿Con qué frecuencia hacerse la prueba?

0
Posted by Paulina Vergara

Pacientes de Oncología, nuestros héroes en medio de esta crisis

Estamos muy agradecidos con Selene por confiar en nosotros, ser un paciente oncológico nunca será fácil, pero brindar toda la calidez humana y el tratamiento adecuado es nuestra gran tarea, gracias por permitirnos ayudarte y acompañarte en la difícil carrera de vencer al cáncer.

Selene está a una semana de dar la campanada y estas son las palabras que nos comparte y nos llegan al alma.

Oncology Patients, our heroes in the midst of this crisis

Me llamo Selene y soy una paciente de oncología en WeCare…

Mi viaje por el cáncer comenzó en agosto de 2020.  El mundo estaba en medio de una pandemia y yo intentaba planificar mi boda, No existe un buen momento para un diagnóstico de cáncer de mama, ¿verdad?

No hace falta decir que la noticia fue devastadora para mi familia y para mí misma. Perdí a mi abuela por un cáncer de mama y aquí estaba yo enfrentándome a la pérdida de una parte de mi cuerpo, tal y como ella había hecho también. Recuerdo muy bien lo mucho que luchó mi abuela, hasta que perdió su batalla contra el cáncer de mama cuando yo sólo tenía 11 años.

Después de muchas noches sin dormir, con un dolor postoperatorio insoportable y una recuperación, empezó mi primer día de quimioterapia. Entré en la clínica con el corazón acelerado y las manos temblorosas.

Me recibieron las caras sonrientes de mi enfermera René, mi doctora Ana y el resto del equipo de WeCare, que fueron increíblemente cálidos y profesionales. El equipo me mostró mi habitación privada, donde me quedaría mientras duraran mis tratamientos (¡15 hasta ahora!). Saber que iba a pasar tanto tiempo fuera de mi casa en un lugar concreto, incluidas las vacaciones importantes, y estar allí con un equipo tan amable me ayudó a sacar lo mejor de la situación.

Oncology Patients, our heroes in the midst of this crisis

Por suerte, mi hijo estuvo a mi lado, llevándome de la mano en todas las sesiones. Incluso pude invitar a mis amigos a visitarme durante los tratamientos, asegurándonos de seguir todos los protocolos de seguridad adecuados. Pudimos ver películas, sentarnos en silencio, rezar colectivamente o meditar.

El hecho de tener acceso a los medicamentos más nuevos, a la tecnología más avanzada y a la amabilidad del equipo hizo que el proceso fuera más tolerable y supuso un gran cambio con respecto a la época de mi abuela.

Mientras escribo estas notas, sigo en tratamiento. No sé qué me deparará el futuro, pero sé que estoy en buenas manos aquí en WeCare. “